|  Solicitar Contraseña  |  Mapa de Sitio  |  Imprimir  | English | 



Biotecnología Oportunidades
Oportunidades para ampliar el campo del agronegocio convencional

En el campo del agronegocio convencional en Uruguay, generalmente asociado a  actividades agroindustriales basadas en la ganadería, agricultura, forestación y producción granjera, se han incorporado diferentes agrobiotecnologías a través de insumos y tecnologías de producción. Actualmente coexisten sistemas productivos que han incorporado productos tan diversos como plantas micropropagadas in vitro (horticultura, fruticultura, forestación), cultivares genéticamente modificados (agricultura), marcadores de ADN y proteínas (ganadería, agricultura, forestación), diagnósticos moleculares (horti-fruticultura, agricultura, ganadería) y otros.

Entre los ejemplos de oportunidades para ampliación del agronegocio convencional en nuestro país podemos mencionar el interés de diferentes grupos de productores y consumidores por el desarrollo de productos vegetales con valor nutracéutico. La nutracéutica se refiere a la calidad nutricional de los alimentos, relacionada con la composición química (presencia de moléculas bioactivas) que le otorga valor adicional al alimento respecto a su contribución a la salud. Esta propuesta ha sido recientemente reconocida por INIA como un valioso aporte para una estrategia de diferenciación y valorización de los productos generados por programas de mejoramiento genético en el área de hortifruticultura.

En particular quisiéramos valorar especialmente las oportunidades de cooperación existentes entre institutos de investigación, empresas y productores nacionales que están impulsando la exploración y el desarrollo de productos de origen vegetal con actividad farmacológica. Esta experiencia de trabajo en red está siendo impulsada particularmente en el área de fitoterápicos, involucrando a equipos de la Facultad de Química (UDELAR), del Polo Tecnológico de Pando (FUNDAQUIM), del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE), y del INIA (Unidad de Biotecnología y Area Hortifruticultura -proyecto rubros alternativos, etc.).

Finalmente podemos indicar que el respaldo del Instituto Pasteur para el desarrollo regional de un polo biomédico y biotecnológico con sede en Montevideo está generando una oportunidad única para integrar temas emergentes relacionados con el área de salud humana en la “cadena de valor” basada en diferentes productos agroalimentarios, en particular aquellos aspectos relacionados con valor nutracéuticos, exploración y desarrollo productivo de fitoterápicos, y utilización de plantas como “biofábricas” para expresar moléculas de valor diagnóstico y potencialmente terapéutico en salud humana, utilizando el potencial de los cultivos in vitro de células y tejidos de plantas.