|  Solicitar Contraseña  |  Mapa de Sitio  |  Imprimir  | English | 



Investigación Programas Nacionales Programa Nacional de Investigación Producción de Carne y Lana
Programa Nacional de Investigación Producción de Carne y Lana

 

 

 

 

 
 

Antecedentes

El Programa Nacional de Producción de Carne y Lana en el contexto del INIA

El ejercicio de planeamiento estratégico que el INIA Uruguay se realiza cada 5 años, es un proceso que involucra a un número importante de actores, tanto internos como externos a la Institución, a su vez requiere de un espacio de participación para la planificación, coordinación y delineamiento de prioridades, en el marco de una comprometida participación de todos los agentes involucrados.

El mencionado proceso, de frente al período 2007-2011, se caracteriza por una particularidad trascendental, ya que este tuvo como factor adicional que fue la redefinición de la misión y visión institucional, así como definir  sus valores institucionales, con sus respectivas repercusiones sobre la estructura de la organización, tanto en lo operativo como programático. Dicho proceso de redefinición estuvo liderado por la Junta Directiva, con la participación de los técnicos de la Institución, en consulta con los principales actores asociados al accionar y participes del destino de nuestra Institución. Este hecho trascendental en la vida institucional, tiene importantes implicancias, ya que define un nuevo marco de acción en toda la estructura de INIA, destacándose la definición de un nuevo diseño de la matriz programática, donde se da origen al Programa Nacional de Producción de Carne y Lana (PNPCL), el cual tiene como base en su formación los anteriores Programas Nacionales definidos en la creación del INIA, entre los que se destacan: Programa Nacional de Bovinos para Carne, Programa Nacional de Ovinos y Caprinos, y Programa Nacional de Animales de Granja.

El PNPCL viene realizando actividades de investigación en cuatro de las cinco Estaciones Experimentales del INIA (INIA Las Brujas, INIA La Estanzuela, INIA Treinta y Tres e INIA Tacuarembó), comprendiendo a las siguientes Unidades Experimentales (UE): a) INIA Tacuarembó (UE Glencoe y UE La Magnolia), b) INIA La Estanzuela (UE Ovinos y UE El Lago), c) INIA Las Brujas (UE El Refugio) y d) INIA Treinta y Tres (UE Palo a Pique y UE Paso de la Laguna).

El accionar del PNPCL y los proyectos que se ejecutan dentro del mismo están  alineados con la misión, la visión y los valores institucionales, así como con los objetivos estratégicos y  las directrices estratégicas.

Importancia económica y social de los sectores que son destinatarios del accionar del Programa Nacional de Carne y Lana

Sector Productivo

Generalidades

La superficie dedicada a ganadería - en forma exclusiva - bovina y ovina representa el 59,6 % (9.875.000 hectáreas) de la superficie total del País (16.420.000 hectáreas). Esta valor aumenta al 82,4 %, cuando también  se considera la superficie ganadera-lechera, agrícola-ganadera, arrocera-ganadera y lechera-ganadera.

La mayor parte de las explotaciones especializadas en ganadería de carne y lana (78.8%) son productores del tipo familiar y que su vez poseen superficies de explotación menores a 500 ha, lo cual explica que este tipo de explotaciones siendo la mayoría ocupen sólo el 21.9% del área y posean el 24.5% del total de las cabezas equivalentes vacuno.

Con relación al tamaño, del total de las explotaciones ganaderas puras (38243 establecimientos) y de las agrícola-ganaderas (7370 establecimientos), la gran mayoría están concentradas en predios menores a 200 hectáreas (67 y 79%, respectivamente), sin embargo, su magnitud en proporción de la superficie manejada sólo representa el 11 y 10%, respectivamente.

Del punto de vista social, considerando la orientación familiar de la producción (sobre el criterio de una relación mano de obra familiar/mano de obra asalariada mayor a 1), la mayor cantidad de establecimientos familiares (25.501 de 39.120) y medios (4.060 de 6.199) se encuentran dedicados a la ganadería de carne y lana, representando un 65.2 y 65.5% respectivamente. Para las explotaciones familiares el 65% de su principal ingreso, lo constituye la ganadería de carne y/o lana, resaltando así su importancia económica y social del rubro, los siguen la horticultura (12%), lechería (11%), suinocultura (2%) y avicultura (2%).  Estas explotaciones tienen una mayor concentración en los departamentos ubicados al sur del Rió Negro (Canelones, Lavalleja, Colonia y San José, representando en sumatoria el 41%).

Producción Carne Bovina

Desde 1998 hasta la fecha, se observa un crecimiento sostenido del stock bovino, el cual alcanzó 12 millones de cabezas.

Del total de productores dedicados a la ganadería un 63% son criadores, un 22% realizan ciclo completo y un 15% son invernadores especializados.

Se incrementó la producción de terneros, desde valores cercanos a 2 millones a inicio de la década de los 90, a más de 2.5 millones en la actualidad.

Es importante destacar que mientras las existencias de las vacas de invernada se redujeron en los últimos años, el stock de vacas de cría se mantiene, permitiendo incrementar la producción de terneros, la se mantiene prácticamente intacta.

Uruguay es el país con mayor cantidad de vacunos por habitante del mundo: 3.8 cabezas/habitante.

En Uruguay el 54% del stock está en poder del 11% de los productores los que tienen un mínimo de 500 vientres. En el otro extremo existe un número importante de productores muy pequeños (38%) que tienen rodeos pequeños, que no llegan a los 100 vientres.

La importancia de esta estratificación es que la adopción tecnológica ha mostrado una alta correlación con la escala.

La producción de carne vacuna (faena más exportaciones en pie +/- variación de existencias) se encuentra en valores históricos, donde ascendió aproximadamente a 2.3 millones de cabezas bovinas.

El comportamiento de la producción ha mostrado un crecimiento en los últimos 15 años del 67 %, lo que representa una tasa del 3,5 % acumulativa anual durante todo ese período. Este comportamiento implica que este período deba ser considerado como el de mayor crecimiento en la historia del país, y sitúa a la ganadería uruguaya como de las más competitivas del mundo en las últimas tres décadas, y también como la más competitiva entre los países exportadores.

Este incremento de la producción se explica fundamentalmente por el aumento de la faena, que llega a 2.771 miles de cabezas, siendo el mayor registro histórico y representando un incremento del 4,8% respecto al ya importante registro de 2004. En toneladas en pie, ese aumento es del 3,9% como consecuencia de la composición de la faena, de animales más jóvenes y más hembras en el total.

La cantidad de animales faenados provenientes de sistemas intensivos de engorde a corral no supera el 8% del total de la faena.

La baja extracción relativa de Uruguay, tradicionalmente se debía a la alta edad de faena de novillos (más del 80% boca llena, mayores de 4 años y medio), también por la edad de entore de las vacas y su porcentaje de parición. Con el mejor desempeño del sector en estos últimos años, se han verificado mejoras en todos los componentes de este indicador, lo que ha llevado a un incremento en el nivel de extracción.

La faena bovina viene creciendo sustancialmente desde el año 2001, alcanzando una faena de 2.4 millones de cabezas (46 mil cabezas/semana promedio). La composición de la faena es  en promedio: 51% de novillos, 46% vacas y el restante 3%, terneros y toros.

Los niveles récord de faena alcanzada se basan esencialmente en el descenso de la edad de faena de los novillos y en una mayor disponibilidad de vaquillonas que permitió aumentar las faenas de vacas, sin afectar el número de vacas entoradas. Por otra parte, este proceso parece agotarse, por lo tanto, es necesario aumentar la producción de terneros/vaca entorada para seguir aumentando la tasa de extracción. Es posible que este proceso pueda ocurrir, como se esta constatando, si los productores se ven motivados a incorporar tecnologías que le permitan mejorar sus índices reproductivos, debido a una mejora del precio de las categorías de recría y cría. 

El sistema de producción predominante es a campo, a cielo abierto donde la base de la dieta lo constituye el forraje proveniente de los pastizales naturales.

Aunque es baja la proporción de pasturas mejoradas en el total de tierras disponible para ganadería, en el período 1997-2004, se observó un incremento del área mejorada tanto en los predios ganaderos (8.1 vs 10.9%) como en los agrícola-ganaderos (19.5 vs. 24%), siendo para ambas orientaciones productivas, las praderas y los campos mejorados los de mayor crecimiento relativo con relación a las opciones de forrajeras anuales y campo natural fertilizado.

En general, a medida que aumenta el tamaño de la explotación (ganadera pura o agrícola-ganadera), aumentan las cabezas bovinas y disminuyen las ovinas, por lo tanto disminuye la relación ovino/bovino, a la vez que se reduce la dotación/ha, aumenta la relación de novillos de más de 3 años/vaca, y disminuye la proporción área mejorada.

Producción de Carne Ovina y Lana

El descenso del stock ovino se freno en el año 2004, después de la importante crisis del precio de la lana que determinó una reducción histórica de la población ovina. En la actualidad el stock ovino alcanza las 10.8 millones de cabezas mostrando. 

La majada nacional presenta una estructura criadora, donde el 49,3 % del stock fueron ovejas, hace 10 años estas representaban un 40%, respondiendo esta tendencia hacia una orientación preferencial hacia la producción de carne con respecto a la de lana.

Son 24.000 el total de productores de ovinos, los cuales poseen aproximadamente 11 millones de cabezas ovinas, mientras que son 5.000 los productores realmente especializados, los cuales poseen aproximadamente un tercio de la cantidad total de ovinos, pero sólo tienen un 5% del área mejorada, la cual no necesariamente se utiliza para alimentar a los ovinos.

Los productores ovejeros en el Uruguay, se caracterizan por su escala reducida en términos del área productiva que manejan y de su ubicación geográfica con menor disponibilidad de infraestructura y servicios disponibles frente a los productores que desarrollan otros rubros.

La producción de carne ovina (faena más exportaciones en pie +/- variación de existencias) alcanzó a 3.097.000 cabezas ovinas equivalente. Por otra parte la producción de lana alcanzó 39.820 toneladas base sucia. 

La producción ovina esta concentrada (aprox. 70%) en áreas más marginales de producción (Basalto y Cristalino) donde otros rubros tienen dificultades para desarrollarse.

En los últimos diez años el porcentaje de destete ha oscilado entre 50 y 60%, siendo este un indicador crítico, que limita cualquier intento de crecimiento sustentable del sector. Sin embargo, en estos dos últimos años se supero el 70%.

Aspectos Económicos

Del PBI nacional, el sector agroindustrial contribuye aproximadamente el 18%, correspondiendo un 11,3 % al PBI agropecuario y un  6,3 % al PBI de las industrias asociadas al agro.

Del Valor de la Producción Bruta  (VBP) de la actividad agropecuaria en dólares corrientes, la pecuaria conforma el 61% y la agricultura y silvicultura el 39,2 % restante. En el año 2003, en términos de composición del VBP Agropecuario, la carne bovina representó el 30,5%, seguido en orden de importancia por la leche con 9,5 %, lana 9,3 % y otros por 7 %.

Actualmente la carne vacuna representa el 6% del PBI.

Las exportaciones de carne vacuna representan  el 14 % de las exportaciones totales del País. 

Uruguay a pesar de su limitada escala es hoy el 7mo exportador de  carne bovina. La participación de las exportaciones uruguayas en el mercado mundial aumento a más del doble en apenas cuatro años, pasando de 3.1 a 6.6%.

Uruguay se ubica hoy día como el 3er exportador de carne ovina del mundo.

Las exportaciones de lana se realizan en forma de tops, con alto valor agregado de mano de obra nacional.

Sector Industrial

Bovinos

El Uruguay cuenta con 40 plantas frigoríficas habilitadas para exportación de las cuales 17 tienen habilitación para la Unión Europea. Las plantas industriales no presentan limitaciones tecnológicas que afecten el acceso a los mercados y están en una etapa incipiente de integración con el eslabón de la cadena primaria.

La mayoría de la faena bovina de los establecimientos habilitados se concentra en atender más que nada los mercados de exportación, superando este destino el 70%, alcanzándose un valor histórico de aproximadamente 80% y el restante 20% es destinado al mercado interno. En este contexto se favorece aún más el proceso de especialización y de mejora de la capacidad de productos y procesos de la industria para atender a los mercados más exigentes. Como respuesta a ello, para mantener el consumo interno se ha establecido dos estrategias: a) acuerdos entre el Gobierno y la Industria para abastecer con cortes a bajo precio al mercado interno (ej. asados bovinos, carne ovina, etc.) y b) importación de carne de bovina desde Brasil (83%) y Argentina (17%), representando un valor inferior al 1% de las exportaciones del Uruguay.

Aproximadamente 12 empresas frigoríficas están a cargo del 80% de la faena nacional, donde se observan procesos de diferenciación a la interna de las mismas, mediante estrategias de diferenciación de productos y procesos (ej, carne de feedlot, carne orgánica, carne con marca, carne termoprocesada,  comidas precocidas, etc).

Ovinos

Existen más de 50.000 puestos de trabajos directamente ligados a la producción ovina (esquiladores, transportistas, obreros textiles, obreros de la industria cárnica, servicios conexos, etc.).

Existe una industrial textil moderna que tiene la capacidad de procesar más de 90 millones de kilos de lana y esta funcionado aproximadamente a la mitad de su capacidad necesitando recurrir a la importación de lana de la región y del resto del mundo por la escasez de materia prima nacional.

Más del 80% de la lana es procesada en el Uruguay, particularmente para la exportación de tops.

Existe una importante capacidad a nivel de la industria frigorífica nacional para procesar al menos tres veces más de cabezas ovinas que en la actualidad.

Son 4 las empresas frigoríficas las que realizan el 80% de la faena nacional ovina, las cuales disponen de una alta capacidad de faena.

Perspectivas de los rubros carne y lana en un contexto estratégico

Particulares al Bovino para Carne

La producción mundial de carne vacuna, el consumo, las importaciones y las exportaciones, mantendrán una tendencia creciente como la registrada en los últimos años, a pesar de que el mercado internacional se encuentra fuertemente afectado por eventos sanitarios.

Los factores que explicarían esta situación serían: a) un positivo crecimiento económico que continuara fortaleciendo la inversión y la demanda de los consumidores por una fuerte inversión industrial en Brasil, expansión de la producción intensiva (feed lots) en diversas partes del mundo y un alto crecimiento económico en Asia mejorando el ingreso de la población, que sumado al proceso de “occidentalización” del consumo conlleva a un aumento mas que proporcional de la demanda de carne vacuna, lácteos, etc., b) los precios de exportación de los principales productores se verán afectados por los problemas sanitarios, sobretodo USA y Canadá presentan un alto grado de incertidumbre respecto al retorno al circuito comercial y c) la debilidad del dólar favorece la competitividad de norteamericana, y tiene impacto en la capacidad exportadora de cerdos y pollos, e indirectamente puede tener un efecto sobre el mercado de carne vacuna.

Se esperan favorables precios para la ganadería uruguaya más allá del 2006, considerando las condiciones de comercio entre USA, Canadá, Japón, Rusia, México y Chile y la de nuestros principales competidores (Argentina y Brasil).

Potencial aumento y diversificación de los mercados para la carne bovina nacional, pero condicionado a la competitividad de Brasil y Argentina y al mantenimiento del status sanitario.

Se consolidará el proceso de aumento de la capacidad de faena y de frío de la industria frigorífica para la carne bovina.

La rentabilidad del sector ganadero seguirá siendo interesante en el corto plazo.

Se espera una mayor inversión en pasturas mejoradas y suplementación, particularmente en el sector de invernada bovina.

Están dadas las condiciones para que el cambio tecnológico continué y la productividad aumente para compensar la leve merma observada en el stock bovino, lo cual se espera que favorezca el proceso de mejora de la productividad de la cría bovina. Los cambios en el precio de la reposición y los efectos adicionales del aumento del precio de la tierra y la renta de la misma favorecerían la inversión tecnológica.

Como objetivo alcanzables es posible aspirar a generar una faena de 3 millones de vacunos, ello conlleva a una producción de terneros de 3.2 millones, lo que implica dar un salto tecnológico de 65 a 77% de la tasa de destete, sin la necesidad de aumentar la cantidad de vacas de cría. La información tecnológica disponible y la aplicación por un importante número de productores demostraría que esto es posible mediante un incentivo de precios a este sector como se espera, por una transferencia de tecnologías contemplando las particularidades diferenciales de los productores y de los sistemas de producción donde estos desarrollan así como una mayor disponibilidad de opciones tecnológicas de más bajo costo, y/o de mayor eficiencia económica y de alto grado de simplificación.

Se espera que se profundice el proceso de diferenciación y agregado de valor de la carne bovina uruguayas, con oferta variadas de productos: carne ecológica, carne natural, carne de feedlots, carne con marca, etc., y con una tendencia a un mayor grado de procesamiento de la carne que se exporta.

En el proceso de consolidación del crecimiento de la ganadería nacional, además de mantener y mejorar el status sanitario y su incidencia en mantener y acceder a nuevos mercados, será fundamental el proceso de implementación de la trazabilidad en el Uruguay para la ganadería bovina y la  mejora de la productividad y calidad y que se diferencien y agregue valor a los productos cárnicos que Uruguay comercializa al mundo.

Particulares al Ovino

Introducción

El crecimiento del sector ovino nacional esta ligado a la apertura de nuevos mercados de la carne ovina y a la consolidación del crecimiento del mercado de lanas finas y superfinas del Uruguay.

Lanas finas y superfinas

“En el sector lanas finas, de menos de 24 micras, ……el desafío para Uruguay consistirá en producir lanas finas y superfinas (< 21 micras) de muy buena calidad, con un alto nivel de productividad, apuntando a mercados de alto valor en el sector de vestimentas” (Adaptado de Cardellino, 2005, SUL).

Por que las lanas finas y superfinas tienen mejores precios y su demanda es importante? La respuesta esta asociada a los cambios ocurridos en los hábitos de consumo de fibras textiles, entre los que se destacan:

·         Liviandad

·         Resistencia

·         Versatilidad

·         Producto Natural

·         Suavidad

·         Apariencia

·         Confort

·         Fácil cuidado

·        Toda estacional

·        Moda           

Un ejemplo de estos cambios en las tendencias del consumo de fibras ha sido el incremento en Australia de la producción de lanas de 19,5 micras o menores, en el año 1990/91 significaban el 8% de la producción, pasando a significar un 28% en 1994/95, para alcanzar en la zafra 2004/05 un 51% de total producido.

Otro elemento a considerar que las lanas menos afectadas por la sustitución de fibras de acrílico y algodón son en general las lanas finas y superfinas. En cambio en el rango de lanas mayores a 21 micras la competencia con otras fibras en mezcla son más intensas.

En Uruguay ya existe una respuesta del mercado local a este tipo de lanas, donde se reflejan los precios internacionales, como es el caso de los acuerdos comercial entre Lanas Trinidad S.A. y un grupo de productores y también los productores asociados en CLU, donde existe un programa de promoción de este tipo de lanas dentro de la Cooperativa.

Lanas medias

“Bajo cualquier circunstancia, los productores de lanas medias deberían mantener sus esfuerzos por incrementar la productividad y calidad de sus lanas (color y fibras pigmentadas). Dentro del amplio rango que abarca este tipo de fibras (25 a 32 micras), los productores deberán orientar sus esfuerzos claramente a la producción de lana hacia el sector más fino. De este modo se ampliara el abanico de oportunidades y el acceso a nichos de mercado con requisitos específicos” (Adaptado de Cardellino, 2005, SUL).

Tendencias:

•         Lana para Vestimenta más Fina

•         Oportunidades de Mercado para Lanas Medias.

•        En usos para Interiores.

•       En Mercados más exigentes: Tejidos de Punto.

•          Amenazas:

•        Demanda no tan fuerte.

•         Mayor competencia en performance y precios de otras fibras.

•         Dificultad en mantener un sobreprecio.

Uruguay produce “28,5 – 29 m”, pero la industria dice 27 – 27,5 m y el mensaje generalizado es más fino y más blanco. En este contexto la lana Corriedale esta amenazada por los límites genéticos de la propia raza y la demanda cada vez más exigente de un nicho de mercado que a su vez se reducirá en el futuro.

Tendencia y desafíos del mercado internacional de la Carne Ovina

Los mensajes para el mercado de la carne ovina a nivel internacional y nacional son claros, se destaca:

“La producción de carne ovina en el mercado mundial será menor que la demanda, resultando en una fuerte demanda y precios firmes” Meat and Wool of New Zealand (The outlook to 2010)

Las tendencias de precios de la carne ovina para el año 2013 son muy auspiciosas (FAO, 2005).

Uruguay, para capturar este mercado auspicioso de la carne ovina, debe aumentar el número de mercados de destino para nuestras carnes, más allá de Brasil y la Comunidad Económica Europea que se llevan más del 80% de nuestras exportaciones.

El gran desafío,  para alcanzar la diferenciación y agregado del valor al producto, es acceder a mercados de carne con hueso, particularmente por la venta del corte denominado “frenched rack” y de este modo reducir los costos industriales del desosado.

Se deben acceder o consolidar los siguientes mercados:

·         El acceso a EEUU y México son fundamentales (actualmente en proceso de negociación).

·         El aumento de la cuota en la CEE (de 5800 a 10000 tt, actualmente en proceso de negociación).

·         Incrementar las cantidades exportadas a China.

·         Incorporar otros mercados más marginales, pero importantes, en el proceso de diversificación.

·         Recuperar el mercado de Israel (cortes de delantero “Kosher”).

·         Aumentar  la venta en pie (ej. Jordania).

Situación de los mercados importadores de carne ovina en el mundo:

·        Por oferta en disminución, principales países exportadores pondrán mayor presión sobre mercados de precios mayores.

·        NZ y Australia pondrán énfasis en EE.UU.

·        Se esperaría aumento de precios, sin embargo, devaluación del Euro jugará importante papel.

·        China viene con fuerte tendencia al alza en importación, aunque es mercado de menor valor.

·        Carne ovina considerada en comidas “premium”.

·        Existen oportunidades de colocación en mercados como Rusia y algunos países de Medio Oriente y África.

General: Carne Ovina y Lana

Mercados favorables para la carne ovina y lanas finas y superfinas en el mediano a largo plazo.

 Rubro de gran importancia económica y social para Uruguay.

 Lanas medias con amenazas en la actualidad y mayor en el largo plazo.

 Existen tecnologías que permiten mejorar la productividad e ingreso de productores ovejeros.

Se deben levantar algunos factores de tipo “no tecnológico” (predadores, situaciones climáticas marginales para la producción ovina, falta de “cultura” para la producción ovina,  falta de mano de obra capacitada) que están impidiendo el crecimiento del sector como ya fue mencionado.

Para captar una mayor porción del mercado internacional es necesario especializar la producción ovina nacional.

La producción ovina aparece como una excelente opción productiva y económica para pequeños y medianos productores, transformándose en una alternativa real de desarrollo social.

La disponibilidad de empresas dedicadas preferentemente a la faena ovina y altamente especializadas en ello, acompañado este proceso con la apertura de nuevos mercados, y el abastecimiento durante  todo el año a la industria, favorecerá al rubro.

Análisis de Fortalezas, Debilidades, Amenazas y Oportunidades de la ganadería uruguaya.

BOVINOS

Fortalezas:

·    Sistemas de producción natural, basados en pastizales naturales, no contaminantes y amigables con el medio ambiente.

·    Disponibilidad de tecnología ya desarrollada, para incrementar sustantivamente la eficiencia productiva.

·    Excelente genética ganadera adaptada a los sistemas pastoriles.

·    Arraigo de una cultura ganadera asociada a la producción de carne a campo.

·    Optimo estatus sanitario asociado al reconocimiento por parte de la OIE de país libre de aftosa con vacunación y de país libre de BSE en categoría 1 de seguridad y riesgo.

·    Producción de carne de bajo costo.

·    País pequeño, manejable, en el cual es posible y simple disponer de un programa de trazabilidad.

·    Avances en la integración de la cadena de valor de la carne vacuna.

·    Fuerte integración de la producción con la investigación.

Debilidades:

·    Baja tasa de extracción.

·    Baja tasa de procreo.

·    Mercado inmaduro, falta de integración y de señales claras del sector industrial hacia el sector productivo.

·    Baja adopción tecnológica.

·    Freno cultural para el desarrollo. Sector donde prima el individualismo y  con problemas de capacitación en determinados estratos.

·    Sistemas no sustentables a nivel productivo, a causa de la ausencia de una cadena forrajera que asegure disponibilidad permanente de forraje. No existe una seguridad forrajera ante posibles contingencias climáticas.

·    Producción de carne aún no diferenciada, mayoritariamente por su origen.

·    Falta de reconocimiento del sector por parte de la Sociedad.

Amenazas:

·    Riesgo potencial para el mantenimiento del actual estatus sanitario logrado.

·    Posibilidades de nuevas barreras comerciales. Marketing comercial negativo sobre la carne vacuna. Actividad de riesgo ambiental, por la producción de gas metano.

·    País de claras características urbanas, con falta de conciencia social sobre la problemática e importancia del sector ganadero.

·    Preservación como país natural.

Oportunidades:

·    Aparición de nuevos mercados de alto valor comercial.

·    Incremento de la demanda de productos naturales, con características que se ajustan a las de los productos que se obtienen en el país.

·    Presencia en mercados de alto valor donde tienen vedado el ingreso posible de países competidores.

OVINOS

En las dos últimas décadas la producción ovina ha sufrido importantes cambios cuali y cuantitativos. La especialización productiva parece abrirse camino a nivel primario e industrial. La continuidad o no de este proceso dependerá en buena medida de las condiciones externas; situación general del mercado y condiciones de acceso para Uruguay, y de la reacción de los productores e industriales frente a los importantes desafíos que se presenten.

Los sistemas de producción y las oportunidades tecnológicas de la ovinocultura uruguaya de la próxima década, potencialmente se pueden discriminar en tres sistemas productivos predominantes: extensivos (E), semi-extensivos (SE) e intensivos (I). Los cuales en general se caracterizan por predominancia del sistema de ciclo completo (sin engorde de corderos), sistemas de cría más especializados y sistemas de ciclo completo con producción de corderos pesados para exportación, para los sistemas productivos E, SE e I, respectivamente. Este enfoque no niega, de ninguna manera, que en la realidad co-existan subsistemas entre los diferentes escenarios planteados, y lo que pretende es que sea visualizado como la predominancia y consolidación de estos tres sistemas sugeridos.

Las señales indican que el proceso de especialización continuará pero en forma diferencial según las regiones. En la fase primaria, si la especialización ha de continuar, parece claro que es necesario identificar sistemas de producción y demandas tecnológicas específicas para cada uno de ellos.

En el Litoral Oeste y Sur, algunas zonas de las regiones del Cristalino del Centro, del Basalto Profundo y de los sistemas arroz-pasturas del Este, la competitividad del ovino frente a otros rubros dependerá de que se generen alternativas tecnológicas capaces de capitalizar la excelente oferta forrajera de dichas regiones. La orientación será hacia la producción de carne de calidad. Al menos dos esquemas alternativos surgen como promisorios para estas regiones.

·    Por una parte, sistemas de ciclo completo de alta productividad para los que se requiere de biotipos de alta tasa reproductiva y corderos de excelente tasa de crecimiento.

·    Por otra parte, la especialización en la invernada de corderos (que ya existe en la actualidad). Por sus características, demandará tecnologías que consideren que el proceso de producción se da en dos empresas difernetes. Comenzara en una empresa probablemente ubicada en una región especializada en la cría (por ejemplo en el Basalto) y finalizara en otra, probablemente ubicado en una región con énfasis invernador (por ejemplo del Litoral, Basalto profundo o Cristalino profundo).

Se abre así un importante espacio para el desarrollo de sistemas de cruzamientos que exploten la complementariedad entre biotipos. En este escenario, el INIA apostó a la introducción de razas prolíficas al Uruguay para el desarrollo de sistemas intensivos de producción de carne ovina, donde la eficiencia reproductiva es un factor clave para incrementar el ingreso económico. Particularmente para los destinatarios principales de esta propuesta, pequeños y medianos productores, donde es posible instrumentar cadenas forrajeras de alta producción que permitan alimentar correctamente estos biotipos más productivos. En este sentido, dos son las razas introducidas por este Instituto: Finnish Landrace (FL) y Frisona Milchschaf (FM). En el caso de esta última, la primera importación se realizó al principio de la década de los 90, momento en el que estaba orientada al desarrollo de una cuenca de producción de leche ovina en el Uruguay.

En estos dos últimos años, se han realizado importaciones de semen congelado y embriones desde Australia para ambas razas y los trabajos de investigación y multiplicación del material genético se están llevando a cabo en las Estaciones Experimentales de INIA La Estanzuela e INIA Las Brujas. Dichas Estaciones están ubicadas estratégicamente en áreas de influencia de los sistemas productivos donde esta propuesta puede ser una alternativa muy promisoria. Las características principales de ambas razas, son su alta prolificidad (en particular FL), importante producción de leche (en particular MF), precocidad sexual, lana de color blanco, etc. En la actualidad, ambas razas están siendo utilizadas en Australia y Nueva Zelanda en cruzamientos con las razas más difundidas en esos países. En particular, los productores neocelandeses que están logrando niveles de señalada entre 150 y 200%, tienen majadas donde las ovejas desde el punto de vista genético presentan una contribución del 25 a 50% de una o de ambas razas.

En la Figura que se presenta a continuación se resumen las características generales de los Sistemas Producción Intensivos previamente descriptos.

En el Cristalino del Este, parte del Cristalino del Centro, Basalto Medio, Areniscas, y el Noreste, el manejo de los recursos genéticos debería ser diferente. Aquí la orientación sería hacia la producción de carne y lana. Con este enfoque, si bien, como en todo sistema productor de carne y lana, la eficiencia reproductiva, la tasa de crecimiento y el tipo de canal producida, son factores claves para determinar la productividad y rentabilidad, también se deberá considerar el uso de vientres de tamaño corporal moderado. La alimentación de dichos vientres seguramente se basará en la combinación del uso de pasturas mejoradas y naturales. En estas regiones, con una perspectiva favorable del mercado lanero, particularmente para las lanas con menor diámetro, parece razonable en el mediano plazo, reforzar el espacio de las razas doble propósito como vientres, donde se debe afinar y mejorar el color de la lana, ya sea en las razas puras o en cruzamientos para lograr tal fin. El manejo combinado de estos vientres con cruza terminal para la venta de machos y hembras cruza, parece una opción lógica del punto de vista productivo y de mercado, más allá que la lana mantenga una participación destacada en la función de ingreso de las empresas. En la Figura que se describe a continuación se resumen las características generales de estos sistemas de producción.

Finalmente, en el Basalto Superficial, y partes superficiales del Cristalino del Centro y del Este, la orientación predominante debería ser la producción de lanas de altísima calidad (lanas finas, superfinas y ultrafinas). En este escenario, la producción de carne será un subproducto del sistema. No obstante, no existen impedimentos tecnológicos para que algunas empresas de estas regiones se especialicen en la producción de corderos que podrán posteriormente ser invernados por otras empresas, en otras regiones, que dispongan de áreas mejoradas para este fin. También hay espacio para la producción de corderas cruza que puedan ser utilizadas por otros sistemas de producción como vientres, las características generales de estos sistemas de producción se resumen en la Figura presentada a continuación.

Por otra parte, dependiendo del futuro acceso que tenga Uruguay a los diferentes mercados para su producción ovina, los diferentes sistemas de producción mencionados generarán productos diferentes: corderos pesados, corderos super pesados, etc. No cabe duda que la tendencia de los grandes consumidores de carne ovina del mundo, es que la carne provenga de canales más pesadas (dentro de ciertos rangos) y más magras. De profundizarse el desarrollo y especialización tecnológica de la industria frigorífica que faena ovinos, ésta debe contar con condiciones para diversificar la oferta de productos que maneja. Asimismo, debería otorgar posibilidades de desarrollo de sistemas de producción diferenciados como los que se mencionaron, para también abastecerse de corderos a lo largo del año y asegurarse de disponer de una cierta homogeneidad en animales, canales, cortes y calidad de carne para abastecer a los diferentes mercados de destino.

La futura complejidad de la oferta de productos primarios (corderos cruza, pesados y super pesados, machos, hembras, criptorquídicos etc.), requerirá que los industriales ajusten sus sistemas de clasificación de canales, donde se reconozcan las diferentes aptitudes de las mismas para la producción de cortes, en función al mercado de destino. El adecuado funcionamiento de la Cadena requerirá de sistemas de valoración precisos y confiables que remuneren diferencialmente las canales de acuerdo al destino industrial de las mismas, generando así las señales económicas en relación al tipo de producto demandado por la industria.

En el caso del mercado de lanas a nivel nacional, este proceso de diferenciación de precios por calidad de producto en base limpia, comenzó bajo contrato hace tres años, para lanas de 20,5 micras de diámetro o menores, donde se han incorporado recientemente otras variables que determinan el valor diferencial del producto (color, largo de mecha y resistencia de la fibra). En estas últimas zafras también se evidenció en las lanas medias algunas señales positivas, como premiar las lanas más finas (ej.: 26-27 micras). Estas tendencias, dadas por la Industria Textil, posiblemente se acentúen, como ocurre en otros mercados de importancia, de manera de acompañar los requerimientos de la demanda. 

Subir/UpSubir/Up


 

Objetivo General del Programa

Misión del Programa

“Generar soluciones tecnológicas que contribuyan al desarrollo integral de los productores, de la cadena cárnica y de la textil-lanera del Uruguay, teniendo en cuenta las políticas de Estado, la sustentabilidad económica, ambiental, equidad social y promoviendo el fortalecimiento y consolidación del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCyT)”.

Visión del Programa

“Consolidar un equipo de investigación de excelencia a nivel nacional y regional, destacado por sus logros científicos-técnicos y contribuciones fundamentales para la mejora continua del desarrollo socio-económico de los productores de carne y lana, pretendiendo generar un incremento de la competitividad de las cadenas de valor que estos conforman. Este equipo también busca destacarse por tener una actitud proactiva frente a las demandas del sector y de los consumidores finales, integrando y aportando efectivamente al afianzamiento del SNCyT y siendo reconocido por la responsabilidad en la gestión de los recursos naturales, del ambiente y del desarrollo integral de su gente”

Objetivo General del Programa:

“Mejorar la competitividad y los resultados económicos de los productores de carne y lana del Uruguay de modo que se reflejen en niveles crecientes de mejora en la calidad de vida de los mismos, donde la identificación, adaptación, formulación, desarrollo y difusión de diferentes opciones tecnológicas  permitan aumentar la cantidad, calidad y eficiencia de los productos y procesos de producción, teniendo en cuenta los requerimientos de los diferentes agentes de las cadenas de valor y los consumidores internos y externos, gestionando responsablemente la sustentabilidad medioambiental”.

 

Subir/UpSubir/Up


 

Objetivos Específicos y Prioridades del Programa

1.      Mejorar la competitividad de la cabaña nacional a nivel regional y extra-regional a través del uso del mejoramiento genético y la biotecnología aplicada en producción animal, como elementos de diferenciación y agregado de valor de productos y procesos cárnicos y textil-laneros.

2.      Incrementar la productividad, eficiencia técnica y la calidad del producto de los procesos de cría y recría ovina y bovina para atender la demanda creciente de productos cárnicos y textil-laneros diferenciados, requeridos por los mercados internacionales, en un contexto de mejora de la eficiencia económica,  contemplando aspectos de bienestar animal, sanidad animal, éticos y de producción natural.

3.      Aumentar el volumen, eficiencia y consistencia de la producción de productos cárnicos diferenciados y de alto valor agregado orientados a satisfacer las demandas crecientes  provenientes de mercados con diferentes exigencias, contemplando aspectos de bienestar animal, seguridad alimentaria, palatabilidad y valor nutritivo del producto y su influencia sobre la salud humana y las preferencias de los consumidores  nacionales e internacionales.  

4.      Mejorar la competitividad de los sistemas productivos ganaderos-laneros  ubicados en áreas marginales de producción, mediante el incremento de la producción y calidad de lanas finas, superfinas y ultrafinas, atendiendo aspectos de sustentabilidad y biodiversidad de los recursos forrajeros, la demanda industrial y de los consumidores finales.

5.      Diversificar y complementar los sistemas de producción animal de carne y lana con la forestación a través de la utilización eficiente de las áreas disponibles para la ganadería en el modelo tradicional forestal y diseñando un modelo silvopastoril alternativo que contemple la producción integrada en sistemas predominantemente ganaderos.

6.      Prospección de la demanda tecnológica, evaluación, modelación y simulación del impacto productivo, económico, social y ambiental de los cambios técnicos propuestos para la producción de carne y lana. Considerado los requerimientos y el accionar de los diferentes agentes de las cadenas de valor, las políticas de Estado, y las necesidades de diseño de estrategias de marketing con relación a las preferencias de los consumidores de los distintos segmentos/nichos de los mercados objetivo.

Subir/UpSubir/Up


 

Logros de la investigación

PRODUCCIÓN BOVINA

Carne bovina.

            Rendimiento Carnicero

Se está estudiando la incidencia de distintas dietas en el crecimiento animal, su rendimiento carnicero y la calidad de su carne. En el presente año se realizaron experiencias de campo en las Unidades Experimentales de INIA como en predios comerciales (Consorcio de Productores del Litoral), monitoreando el crecimiento animal a través de la evolución de peso y de la deposición de los tejidos muscular y óseo para el posterior estudio comparativo de rendimiento y calidad de carne.

            Carne sana y de calidad.

            Se comienza un nuevo proyecto denominado “Diferenciación y valorización de las carnes uruguayas en relación a su influencia en la salud humana” junto con AECI, INIA España, Universidad de Zaragoza e IRTA Cataluña. La finalidad del mismo es estudiar el efecto de distintas dietas (relación forraje:concentrado) en el contenido lipídico y composición de ácidos grasos de las muestras de carne  como en su aceptabilidad organoléptica, a través de paneles sensoriales y de consumidores del mercado europeo. A la fecha se han realizado las experiencias de campo y la faena de los animales y se encuentran avanzados los análisis a nivel de laboratorio. Se ha finalizado el trabajo conjunto con la Facultad de Ciencias e INAC de la caracterización mineral de la carne de animales producidos con una dieta exclusiva de pasturas.

            Carne tierna.

            Se ha obtenido un mejor conocimiento del nivel de terneza de nuestras carnes a nivel comercial, así como de los principales factores que la afectan durante el proceso productivo e industrial (transformación de músculo en carne). A nivel productivo, factores como genética, raza, alimentación y manejo pre-faena inciden en el valor final de la terneza y han sido cuantificados en los experimentos conducidos por la Institución en sus Centros Experimentales.

            Complementando la información obtenida, se identificaron tecnologías que permitirían mejorar los valores de terneza de nuestras carnes, tales como el uso de la insensibilización y la estimulación eléctrica aplicadas en el proceso de faena. En el presente año se llevó a cabo la experiencia en planta frigorífica conjuntamente con Carne Hereford S.A. obteniéndose datos promisorios en el efecto del descenso de pH y la terneza final del corte carnicero.

Marmoreo.

Ante los nuevos requerimientos del mercado, existe un claro interés por parte de sociedades de criadores y la industria frigorífica de estudiar el grado de marmoreo de nuestros ganados como un mecanismo de diferenciación y agregado de valor. En el año 2006, en conjunto con el frigorífico Colonia, se realizó una caracterización del nivel de grasa intramuscular de ganados provenientes de feedlot en el marco del programa de “Natural Choice”.

Bienestar animal en bovinos.

Los resultados obtenidos en la 1ª Auditoría de Calidad de Carne Vacuna  mostraban que las limitantes mayores en la Cadena Cárnica están en la alta proporción de cortes oscuros (pH elevados) y la presencia de machucones. Como respuesta a esta situación, en el presente año se han implementado líneas de investigación sobre Buenas Prácticas de Manejo y Bienestar Animal, cuyos objetivos son detectar y cuantificar algunas de las causas que inciden en dichas pérdidas, procurando la obtención de un producto de mayor calidad.

            En relación al Bienestar Animal y la calidad del producto, se evaluaron variables a nivel del manejo pre-embarque (alimentación de los últimos 15 días previo al embarque, manejo del ganado previo y durante el embarque, condiciones del  transporte y climáticas).

En esta temática se viene trabajando en el desarrollo de un Manual de Buenas Prácticas de Manejo a nivel predial y de prefaena en un proyecto conjunto con INAC e Instituto Plan Agropecuario, contando con la colaboración de instituciones canadienses como la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional (ACDI), Beef Improvement Ontario (BIO) y la Universidad de Guelph.

Carne orgánica

Se siguen consolidando las actividades junto a los frigoríficos PUL y Tacuarembó, contándose con nuevas tecnologías de manejo animal y de pasturas e incorporando indicadores del impacto ambiental en estos sistemas.  Asimismo se  estudia la adecuación de este programa de carne ecológica a las exigencias de certificación del mercado estadounidense.

Incremento en la eficiencia reproductiva bovina

            INIA está realizado importantes aportes para mejorar la eficiencia reproductiva en los rodeos vacunos, en el desarrollo de tecnologías de bajo costo, para mejorar el porcentaje de procreo y el manejo de las categorías de recría. La base de investigación se encuentra en la zona este, pero además se desarrollan diversas actividades de investigación y difusión en el área de Basalto. Se destaca la continuidad de los talleres de “Evaluación de diagnósticos de gestación en ganado de carne”.

Mejoramiento genético bovino

INIA se ha fijado como prioridad el disponer de un sistema de evaluación genética de excelente nivel técnico. Se están desarrollando los procedimientos necesarios para evaluar genéticamente características relevantes (ejemplo características de crecimiento y de calidad del producto). En los últimos años se ha aumentado sustancialmente el número de cabañas y animales participantes en las evaluaciones genéticas así como las características evaluadas. Se desarrollaron valores genéticos para area del ojo del bife y espesor de grasa para la raza Aberdeen Angus así como valores genéticos para características de crecimiento para animales Hereford participantes del programa de Puro de Origen Registrado. Ambos serán publicados al correr del presente año.

Adicionalmente, se mejora la confiabilidad de las evaluaciones genéticas así como de la cabaña nacional a través del uso más ampliado de técnicas de biotecnología, especialmente ante la posibilidad de confirmar paternidad a través del análisis de ADN.

El grado de avance alcanzado hasta la fecha, permite disponer de un punto de partida para la elaboración de Objetivos de Selección tanto en bovinos de carne como en ovinos. Este trabajo implica necesariamente la definición del tipo de animal más adecuado para los sistemas productivos más representativos del Uruguay, dándole un valor económico a cada característica en función de su efecto en los costos y beneficios en el sistema, mediante modelización.

Economía y Mercados

En los últimos años INIA inició una serie de trabajos de investigación sobre formación de precios y funcionamiento de los mercados, local e internacional, en los distintos niveles de la cadena cárnica. A los primeros estudios ya publicados sobre la demanda de carne bovina en Estados Unidos, la posibilidad de utilización de mercados de futuros de novillos para reducir el riesgo precios, el análisis de la oferta de carne bovina en carnicerías y supermercados de Montevideo, este año se publicado nueva información en estos temas. Se destacan: formación de precios para distintas categorías bovinas de reposición; análisis de los diferenciales de precios en los remates por pantalla; premios y descuentos en los mercados de haciendas;  Por otro lado, acaba de culminar un estudio llevado a cabo conjuntamente con la Sociedad de Criadores Hereford, acerca del valor de la información en el mercado de reproductores, cuyos resultados ya se encuentran en etapa de publicación. En los últimos meses del año se inició un extenso estudio de demanda, conjuntamente con investigadores de la Facultad de Agronomía, con el objetivo de estimar los niveles actuales y los cambios en los hábitos de consumo de carnes en el Uruguay en los últimos 10 años. Los resultados definitivos estarán disponibles en el segundo semestre de 2007.

Gestión de Empresas Agropecuarias

Son varios los trabajos llevados a cabo sobre esta temática. En ese sentido, se destacan los publicados sobre riesgo y rentabilidad en empresas ganaderas; óptimo técnico y económico, diversificación, costos ocultos y los estímulos para mejorar los procreos en la ganadería nacional; criterios para la toma de decisiones en condiciones de riesgo e incertidumbre; análisis del punto de equilibrio en empresas agropecuarias; aproximación a los estados financieros en empresas ganaderas, bajo la óptica de las nuevas normas internacionales de contabilidad; valorización de los activos biológicos y productos agrícolas. Todos estos trabajos han sido publicados en las más prestigiosas revistas técnicas y de divulgación que circulan en nuestro país.

También se viene desarrollando anualmente, en conjunto con el Programa Nacional de Arroz, un estudio de caso que incluye la simulación de una situación comercial, que permite estudiar los efectos de la interacción arroz-ganadería en la economía de la empresa agropecuaria. Los resultados parciales se presentan anualmente en la jornada de la UPAG, en Paso de la Laguna, INIA-Treinta y Tres.

Adopción de tecnología en el sector ganadero

INIA está iniciando un estudio con el objetivo de evaluar el impacto del Programa de Producción de Carne y Lana y analizar el retorno a la inversión en investigación en carne y lana. Se procura estimar los beneficios sociales de las tecnologías propuestas y más específicamente, los retornos sociales a la inversión en investigación en carne y lana que realiza INIA a través de su programa nacional.

 

PRODUCCIÓN OVINA
Producción y Eficiencia

Incremento de la eficiencia reproductiva

Existen importantes avances en la investigación de INIA, en la búsqueda de reducir la mortalidad de corderos, destacando dos áreas fundamentales: el uso de la esquila preparto temprana y la suplementación focalizada (con pasturas mejoradas o suplementos) previo al parto. Ambas tecnologías tienen un gran impacto en las tasas reproductivas, adaptándose especialmente para las áreas de ganadería extensiva, donde esta concentrada la producción ovina nacional.

Estos emprendimientos a nivel científico, están siendo apoyados internacionalmente, por los convenios que INIA tiene establecidos con las Universidades de Western Australia (Australia) y Massey University (Nueva Zelanda). A nivel nacional, los resultados de trabajos de investigación realizados en 6 predios de productores del Basalto, están confirmando las ventajas reproductivas y productivas de la esquila pre parto temprana versus la esquila preparto tradicional. Este trabajo se realiza en convenio con CLU. 

Mejoramiento genético ovino

En Convenios con el SUL, la ARU y las Sociedades de Criadores de Merino Australiano, Ideal y Romney Marsh  se han consolidado los programas nacionales de evaluación genética poblacional, pudiendo así evaluar y comparar las características de producción de lana y carne de mayor importancia económica entre cabañas y entre años. Se está incorporando el componente económico en el proceso de selección (Índices de Selección). Asimismo se han realizado evaluaciones genéticas intramajada para las razas Texel y Frisona Milchschaf.

Validación Tecnológica en Producción de Carne Ovina

Las propuestas tecnológicas de INIA para sistemas de engorde de corderos propuestos se adaptaron en condiciones comerciales, con un importante desafío tecnológico considerando la diversidad de sistemas productivos, diferencias culturales, sociales y económicas. Se encuentran en proceso de publicación los resultados obtenidos en el proyecto conjunto realizado entre PSA/MGAP-Central Lanera Uruguaya-NIREA SA.

Sanidad Ovina

En conjunto con el SUL, la Universidad de la República y las Sociedades de Criadores se está llevando a cabo una serie de proyectos de investigación y desarrollo que buscan solucionar los dos mayores problemas sanitarios que enfrenta la ganadería ovina: a) footrot (para el que están en proceso de desarrollo tecnologías tales como vacunas y resistencia genética); b) parásitos gastrointestinales (resistencia genética, prueba de nuevos productos antihelmínticos de origen nacional e internacional, control sustentable con plantas con taninos condensados, etc.).

Producción y Calidad de Producto

Carne

            Se cuenta con información resumida, sistematizada, analizada y en la mayoría de los casos publicada, de 90 experimentos de engorde ovino con corderos, en las regiones ganaderas del país. Se dispone de información sobre las condiciones necesarias para optimizar el uso de suplementos (eficiencia de conversión) en las distintas bases forrajeras y tipo de suplemento utilizado, así como de las características de las canales en las plantas frigoríficas

Producción de lanas finas y superfinas

Continuó en funcionamiento el proyecto de Merino Fino del Uruguay ejecutado entre INIA, SUL y la Sociedad de Criadores de Merino Australiano del Uruguay, entregándose a los productores integrantes del Núcleo Fundacional de la U.E. “Glencoe” (NFG), carneros con fibras de bajo micronaje y con evaluación genética de última generación para todas aquellas características de mayor valor económico. Se han distribuido hasta la fecha más de 460 carneros y 6000 dosis de semen de los carneros superiores entre los 37 integrantes del Núcleo de Merino Fino.

 Se continúa con la Fase II del proyecto de Merino Fino del Uruguay que tiene como objetivo extender la producción de lanas finas y superfinas en el Uruguay, alcanzando la producción de 1.2 millones de Kg. de lanas por debajo de las 20 micras. Se consolida el desarrollo de sistemas de pago por calidad del producto para este tipo de lanas, lo cual esta favoreciendo el desarrollo del producto.

Bienestar Animal Ovino

En coordinación con INAC y la Facultad de Veterinaria, ARU y Sociedades de Criadores de Corriedale, se está llevando a cabo un Proyecto de Bienestar Ovino, identificando puntos críticos para evitar la pérdida de calidad del producto. El mismo podrá establecer las bases de un Manual de Buenas Prácticas de Manejo Ovino, así como identificar áreas de mejora e investigación.

Subir/UpSubir/Up


 

Otras Actividades

Para el próximo quinquenio INIA incorpora en su planeamiento estratégico:

Genética y biotecnología:

- Programas nacionales de mejoramiento genético animal, base de datos bovina y ovina (valores de cría).

- Biotecnología aplicada a la producción animal (diferenciación y agregado de valor de productos y procesos cárnicos y textil-laneros).

Sistemas de producción:

- Alternativas para incrementar eficiencia reproductiva de los rodeos (control de amamantamiento, nutrición mineral, EPD, alimentación, cruzamientos, manejo nutricional) y majadas de cría (frame, biotipo, manejo-hijo, facilidad al parto, utilización de sistemas de parición controlados).

- Manuales de Buenas Prácticas de Manejo para Bovinos y Ovinos.

- Caracterizar parámetros reproductivos de Finnish Landrace, Milchschaf, Merino Dohne y sus cruzas con razas locales.

Evaluación de alternativas de sistemas arroz pasturas.

- Sistemas de engorde para período estival.

- Eficiencia de producción sobre campo natural.

- Ensilaje de distintos materiales de maíz y sorgo para engorde de ganando de carne.

- Engorde intensivo de machos Holando.

- Sistemas productivos ganaderos-laneros en las regiones extensivas y semi extensivas.

Sanidad:

- Control de parásitos gastrointestinales y fasciola hepática en bovinos.

- resistencia genética a parásitos gastrointestinales.

- Impacto del foot rot

- Epidemiología de nemátodos gastrointestinales de ovinos.

Calidad de Producto:

- Producción y calidad intrínseca y extrínseca de del producto cárnico nacional.

- Bienestar animal y sustentabilidad ambiental de los sistemas de producción de carne.

- Alternativas de alimentación y manejo y abrigo, Corriedale, merino Dohne y sus cruzas.

- Producción y calidad de canal, carne de diferentes biotipos generados a partir de las razas Corriedale o Ideal, Frisona Milchschaf y Finnsheep.

- Inocuidad en la cadena cárnica vacuna y ovina.

- Bienestar animal en la cadena cárnica ovina, vacuna y porcina.

- Cualidades organolépticas de la carne.

- Palatabilidad, valor nutritivo e influencia sobre la salud humana.

- Información sobre canales porcinas.

Lanas:

- Producción de lanas ultrafinas.

- Calidad de lanas de diámetro menor a 20.7 micras.

- Calidad y valor agregado de lanas con diámetro menor a 18 micras.

- Impacto productivo, económico y social de los cambios técnicos propuestos para la producción de carne y lana

Subir/UpSubir/Up


 

Publicaciones

Ver listado de publicaciones

Subir/UpSubir/Up


 

Proyectos

Ver Proyectos INIA y FPTA

Otros Proyectos:

Proyecto Conexo: “Producción Agroforestal en las regiones Norte y Noreste”.

Objetivo General: Generar alternativas tecnológicas sostenibles para la mejora de  la competitividad de los sistemas Agroforestales de las regiones norte y noreste.

Proyecto Conexo: “Creación de un sistema de información regional sobre enfermedades de bovinos y ovinos”.

Objetivo General:

- Conocer la situación epidemiológica real de enfermedades que incidan en la producción y su impacto económico en el  área de influencia del Laboratorio Regional Noroeste DILAVE Paysandú.

- Vigilancia de Enfermedades Endémicas.

- Cumplir con la necesidad de informes internacionales.

- Identificar síndromes nuevos.

- Apoyar y controlar la eficacia técnicas de programas de control.

- Administrar información de los laboratorios.

- Proveer de información para la cuantificación económica de enfermedades y su control.

- Contribuir a la docencia y a la generación de hipótesis de investigación.

- Difundir esta información a través de publicaciones o programas de extensión.

Proyecto Conexo: “Sostenibilidad económica y ambiental en sistemas ganaderos y lecheros intensivos”.

Objetivo General: Evaluar, prevenir y mitigar posibles impactos ambientales en sistemas de producción lecheros y ganaderos intensivos sin afectar la productividad económica de los mismos.

Subir/UpSubir/Up


 

Equipo Técnico

Director de Programa

  • Ing. Agr. Ph.D. Fabio Montossi, Relación Planta-Animal, INIA Tacuarembó.

Cuerpo Técnico de INIA Tacuarembó  

  • Ing. Agr. Ph.D. Gustavo Brito, Calidad de Carne.*
  • Ing. Agr. Ph.D. Gustavo Ferreira, Agroeconomía/Modelos y Simulación.*
  • Méd. Vet. Ph.D. América Mederos, Sanidad Animal.*
  • Ing. Agr. Ph.D. Juan Manuel Soares de Lima, Modelos y Simulación.
  • Ing. Agr. Ph. D. Marcia del Campo, Bienestar Animal y Calidad de Carnes. 
  • Ing. Agr. M.Sc. Roberto San Julián, Calidad de Carnes.*
  • Ing. Agr. Santiago Luzardo, Calidad de Carnes/Sistemas de Producción.
  • Ing. Agr. Ignacio De Barbieri, Calidad de Lana/Sistemas de Producción.*
  • Méd. Vet. Ph.D. Carolina Viñoles, Reproducción Animal.

Cuerpo Técnico de INIA Treinta y Tres

  • Ing. Agr. Ph.D. Graciela Quintans, Manejo Reproductivo.
  • Ing. Agr. MSc. Pablo Rovira, Seguridad Alimentaria/Sistemas de Producción.
  • Ing. Agr. José Velazco, Nutrición/Sistemas de Producción.*

Cuerpo Técnico de INIA La Estanzuela

  • Ing. Agr. María Paz Tieri, Sistemas de Producción.
  • Ing. Agr. M.Sc. Enrique Fernández, Agroeconomía/Sistemas de Producción.*
  • Méd.Vet. PhD. Georgget Banchero, Manejo Reproductivo.*
  • Ing. Agr. Mario Lema, Mejoramiento Genético Animal.

Cuerpo Técnico de INIA Las Brujas

  • Ing. Agr. M.Sc. Andrea Ruggia, Sistemas de Producción/Producción de Carne.*
  • Ing. Agr. Ph.D. Olga Ravagnolo, Mejoramiento Genético Animal.*
  • Ing. Agr. Ignacio Aguilar, Mejoramiento Genético Animal.*
  • Méd. Vet. Ph.D. Lucia Kelly, Biotecnología.*
  • Ing. Agr. Andrés Ganzábal, Utilización de Pasturas/Sistemas de Producción.*
  • Ing. Agr. PhD. Gabriel Ciappesoni, Mejoramiento Genético Animal.
  • Ing. Agr. PhD. Bruno Lanfranco, Agroeocnomía.*
  • Ing. Agr. Gustavo Capra, Sistema de Producción.*
  • Ing. Agr. Oscar Blumetto, Bienestar Animal.*
  • Lic. MSc. Andrea Branda, Biotecnología.*
* Técnicos compartidos con otros programas nacionales, unidades tecnológicas y/o direcciones regionales.

Subir/UpSubir/Up


 

Contacto

Ing. Agr. Ph.D., Fabio Montossi, Director del Programa

e-mail: fmontossi@tb.inia.org.uy

Subir/UpSubir/Up